Los llamados “dolores de crecimiento” son aquellos que se producen como consecuencia del crecimiento normal de los huesos y los músculos. Son dolores no producidos por un traumatismo y no relacionados con ninguna enfermedad ni trastorno del desarrollo y, por tanto, benignos. Afectan hasta el 40%...