22 901 5977

22 901 5977

Especialidades

Cirugía Vascular Periférica

Clínica MEDS La Dehesa cuenta con cirujanos especializados en patologías del sistema vascular periférico, una especialidad operatoria que busca solución a las enfermedades vasculares que afectan los vasos periféricos arteriales y venosos, y de la circulación linfática, con excepción del corazón y de los del cerebro.

La enfermedad vascular periférica (EVP) es un daño u obstrucción en los vasos sanguíneos de nuestro cuerpo y la principal causa de enfermedad de las arterias periféricas es la arteriosclerosis.

Las regiones del cuerpo que más frecuentemente se ven afectadas son las arterias de las piernas, sin embargo también puede existir compromiso de arterias que irrigan otros órganos del cuerpo, como las que llevan sangre al cerebro (carótidas) y la arteria aorta, entre otras.

Clínica MEDS cuenta con médicos cirujanos formados y preparados en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades vasculares, incluyendo la aplicación de modernas técnicas endovasculares.

Las várices: más que un problema estético

La Insuficiencia Venosa Crónica en su desarrollo se manifiesta por la aparición de venas dilatadas, palpables y visibles, las que pueden producir dolor, calambres, pesadez y edema (hinchazón) de las piernas.

Si estas venas se encuentran dilatadas y sensibles ya no están cumpliendo su función. Todas las venas tienen en su interior un sistema de válvulas que evitan el retorno de sangre hacia los pies, facilitando que la sangre llegue al pulmón donde es oxigenada.

Entre el 20 y el 30 % de la población presenta la enfermedad varicosa, siendo más frecuente en la mujer que en el hombre. Su origen es genético, existiendo familias varicosas y los embarazos o el uso de anticonceptivos lo que desencadena esta condición.

No existe un método efectivo que ayude a evitar la aparición de las várices, ya que cuando la genética está presente lo más probable es que la enfermedad se desarrolle.

La Insuficiencia Venosa puede avanzar a la cronicidad, pudiendo desarrollarse lesiones pigmentadas en la cara interna de los tobillos llamadas lipodermatoesclerosis y, posteriormente, desarrollar úlceras venosas, verdaderas heridas que invalidan la actividad laboral de los seres humanos.

Como complicación aguda se puede presentar la Trombosis Venosa, que produce la obstrucción de una vena y genera un cuadro inflamatorio agudo con dolor. También, en ocasiones puede presentarse edema o hinchazón de la extremidad, lo que obliga a consultar al especialista Cirujano Vascular o acudir a un Servicio de Urgencia.

El diagnóstico y tratamiento requiere de un especialista en cirugía vascular. Para ello, aparte del examen clínico se solicita un estudio por ultrasonido llamado ECO Doppler Venoso, el cual brindará una información anatómica respecto a la técnica de tratamiento a realizar por parte del especialista.

No existe una medida 100% efectiva en prevenir las várices. El llevar una vida saludable, donde se mantenga una actividad física frecuente y ejercicios que ayuden a fortalecer la musculatura de las extremidades, contribuyen a controlar la aparición y desarrollo de la enfermedad. Además, resulta importante evitar el sedentarismo y mantener un peso adecuado.

Hoy día, los tratamientos van desde el uso de medicamentos y la compresión elástica mediante el uso medias especiales, lo que contribuye a disminuir las molestias en las piernas de las personas con várices. Cuando la enfermedad ya está establecida, el uso de la escleroterapia (sustancias químicas escler