Distonías

Enfermedad de Parkinson

Las distonías son trastornos del movimiento en los cuales contracciones sostenidas del músculo causan torceduras y movimientos repetitivos o posturas anormales. Estos movimientos, que son involuntarios y a veces dolorosos, pueden afectar a un solo músculo, a un grupo de músculos tales como los de los brazos, las piernas o el cuello, o al cuerpo entero. La distonía es uno de los síntomas propios de la enfermedad de Parkinson, la cual constituye una patología degenerativa del sistema nervioso central producida por la degeneración celular y la disfunción de los circuitos neuronales relacionados con el control de los movimientos corporales. Los síntomas más típicos de la enfermedad son la bradicinesia (lentitud de los movimientos voluntarios), acinesia (ausencia de movimiento), la rigidez muscular y el temblor. Si bien suelen coexistir otros síntomas tanto sensitivos como vegetativos, cognitivos y afectivos, se trata de un trastorno propio de personas de la tercera edad, aunque existen formas de inicio en la etapa juvenil.Los síntomas más recurrentes son: temblor en reposo (presente en un 85% de los casos de Parkinson), rigidez muscular, lentitud de los movimientos voluntarios, pérdida de reflejos posturales, ausencia de expresión facial, disminución del parpadeo y del movimiento de los brazos al caminar.