Lesiones y Diagnósticos más comunes

¿Qué entendemos por lesiones?

La aparición de las lesiones está determinada por diversos factores, entre ellos los relacionados a episodios traumáticos y que son difíciles de anticipar o prevenir. Sin embargo, muchas lesiones deportivas bien conocidas son el resultado de errores en el tipo de entrenamiento que se realiza, por una deficiente preparación física, falta de calentamiento previo a una competencia, problemas con el tipo de calzado que se utiliza, el lugar de entrenamiento, con una superficie inapropiada, el mal estado de una cancha, ya sea por estados patológicos previos, como por ejemplo, diabetes mal controlada, aumento de acido láctico, entre muchos otros.

Si hubiera que clasificar las lesiones, encontraríamos aquellas relacionadas con musculatura, tendones, articulaciones y huesos, destacándose los siguientes diagnósticos:

  • Musculares: Contracturas, desgarros, calambres, contusiones y hematomas, entre otras.
  • Tendones: Tendinopatías y tendinosis, por ejemplo.
  • Articulaciones: Lesiones ligamentosas, de cartílagos, luxaciones y subluxaciones, meniscopatías, bursitis, etc.
  • Huesos: fracturas, fisuras, periostitis, entre otras.

Para clasificar los diferentes tipos de lesiones, es necesario, además, clasificarla de acuerdo con el tipo de estructura lesionada:

  • Tejidos blandos: Músculos, piel, tendones, cartílagos y ligamentos. Ejemplos: Distensiones, esguinces, contusiones, etc.
  • Tejidos duros: Huesos. Ejemplos: Fracturas, fracturas por estrés, etcétera.
  • Para conocer el detalle de las diferentes lesiones, las dividiremos en tres áreas.
  • Lesiones de extremidad superior: Cabeza, hombro, codo, mano.
  • Lesiones de extremidad inferior: Cadera, rodilla y tobillo.
  • Lesiones Musculares: Desgarros, calambres, contracturas, entre otras.
Tags: