traumatologia deportiva

Funciones de la traumatología deportiva

Se conoce como traumatología deportiva o medicina deportiva a aquella rama de la traumatología que tiene como fin prevenir, diagnosticar y tratar cualquier tipo de lesión que se produzca durante la práctica de actividad física.

Esta disciplina también permite que los deportistas afectados puedan reincorporarse a su práctica habitual lo antes posible y en óptimas condiciones.

A diferencia de la traumatología clásica, que trata las lesiones del aparato locomotor de una forma más genérica, la traumatología deportiva se enfoca principalmente en las necesidades básicas del deportista.

Perfil del traumatólogo deportivo

Más allá de los respectivos conocimientos médicos y anatómicos, el traumatólogo deportivo debe conocer a profundidad las distintas disciplinas y estar en capacidad de diagnosticar y atender cualquiera de los traumatismos que pueda sufrir el deportista en los diferentes momentos de la actividad que practique.

Sin el conocimiento adecuado de los diferentes deportes y las situaciones a las que se enfrentan sus pacientes, es imposible asegurarse de que el afectado vuelva a su rutina sin perder condición física, peso o fuerza muscular, que es uno de los principales objetivos de esta especialidad médica.

Por otra parte, el traumatólogo deportivo está en constante formación. Y es que la modificación de algunas técnicas de entrenamiento, así como la tecnología aplicada en la elaboración de prendas deportivas, ha provocado una evolución sorprendente en algunos deportes, lo que obliga al especialista a mantenerse actualizado.

Aplicaciones de la traumatología deportiva

En la práctica profesional de ejercicios, los deportistas son asesorados por especialistas para rendir al máximo y evitar sufrir algún tipo de lesiones. Sin embargo, al permanecer en constante actividad, estos no están exentos de verse afectados.

Las lesiones en el deporte pueden ocurrir accidentalmente o por un descuido, tanto en la condición física del deportista, como en el calentamiento que este haya podido desarrollar.

En ocasiones, estas también responden a un exceso de actividad. Muchas veces, el mismo espíritu competitivo presente en el deporte conlleva a realizar sobreesfuerzos que al final terminan siendo nefastos para los deportistas.

Entre los principales tipos de lesiones que pueden sufrir los deportistas durante la práctica de actividad física, y que son efectivamente atendidas mediante la traumatología deportiva destacan:

  • Roturas meniscales y del ligamento en rodillas
  • Problemas con el cartílago de las rodillas
  • Esguince de tobillo
  • Tendinitis y tendinopatías a nivel del codo
  • Luxación y tendinopatías de hombro
  • Desgarres musculares en general

Impacto de la traumatología deportiva en el rendimiento de los atletas

La traumatología deportiva es un factor clave en el rendimiento de los atletas. A través de ella, el practicante de cualquier disciplina puede obtener un rendimiento máximo sin tener que experimentar sobrecargas musculares que a futuro puedan causarle inconvenientes.

Esto lo logra mediante el establecimiento de diferentes programas y sistemas de entrenamiento desarrollados a partir de distintos análisis, con los que consiguen llevar a su máxima expresión las potencialidades genéticas o biológicas del deportista.

Asimismo, la traumatología deportiva es la única especialidad médica que puede garantizar que el deportista afectado por alguna lesión vuelva a su rutina sin perder condición física, peso o tono muscular.