El manejo de la diabetes en periodo de pandemia

Una mala alimentación, sedentarismo y poco desarrollo de masa muscular, son factores decisivos para complicar la salud de una persona con diabetes tipo 2.

 Producto de la pandemia y las cuarentenas, las atenciones presenciales se vieron interrumpidas por lo que muchas personas que padecen diabetes dejaron sus tratamientos en stand by.

La diabetóloga Dra. Carolina Pérez, explica que cuando comenzaron los contagios, se observaba que los efectos del virus en las personas diabéticas eran mayor, pero lo que no se sabía era que los más afectados, eran personas diabéticas mal controlados.

La especialista expone que hay 4 tipos de diabetes:

Diabetes mellitus tipo 1 (insulinodependiente): Se produce porque el organismo no reconoce ciertas células del páncreas, por lo que se produce una destrucción autoinmune.

Diabetes mellitus tipo 2 (no insulinodependiente): Es la más común de todas. Está directamente relacionada con el sobrepeso, sedentarismo y el envejecimiento, ya que sobre los 40 años aumenta el riesgo de padecerla.  Está relacionada al mal funcionamiento de la insulina en el cuerpo.

Diabetes gestacional: Comienza o se diagnostica con el embarazo y esto es porque el embarazo produce hormonas que crean un estado de resistencia a la insulina.  En la mayoría de los casos es transitoria, pero se debe chequear igual para que no se mantenga en el tiempo.

– Existen otros tipos de diabetes originados por factores como cáncer de páncreas, enfermedades genéticas, uso de fármacos, drogas, infecciones, además de otras enfermedades.

La doctora indica que existe un componente genético, con excepción de la diabetes tipo 2 y gestacional, donde prevalece un tema ambiental. “El tipo de alimentación, el hacer ejercicio y desarrollo muscular es decisivo. Además, si una mujer tuvo diabetes gestacional, tiene una predisposición a desarrollar diabetes post embarazo si no se cuida”, añade.

Existen ciertas recomendaciones para observar y considerar para saber si una persona puede padecer diabetes como tener sed o hambre intensa, cansancio o fatiga, ganas frecuentes de orinar, pérdida de peso inexplicable, entre otros y por lo mismo es importante que toda persona mayor de 45 años se realice un chequeo.

“En el caso de ser menor, solo deben hacerlo si presentan más de un factor de riesgo como familiares que padezcan la enfermedad o hipertensión, colesterol alto, hígado graso, ovario poliquístico, entre otros, ya que aumenta los riesgos de desarrollar diabetes. Hay que entender que es una enfermedad silenciosa, por ende, cuando se ven los síntomas, es porque los índices de glicemia se encuentran altos”, precisa la profesional.

La doctora Carolina Pérez sostiene que “es importante considerar que los ejercicios de fuerza son fundamentales, además de ser un aliado como herramienta terapéutica, estos trabajan sobre el músculo por lo que aumentan los receptores de glucosa, entonces el azúcar que está en la sangre va al músculo y ahí no se generan las alteraciones de los vasos sanguíneos. Esto sirve mucho para controlar la glucosa. Los ejercicios  cardiovasculares, por su parte, sirven pero nos ayudan menos en el control del azúcar”, en referencia al aporte del ejercicio.

En el caso de las mujeres que tiene diabetes tipo 1 o 2, es recomendable que en el momento que quieran quedar embarazada, hablen con su médico para programar el embarazo y así evitar complicaciones.

Por otro parte, hay que considerar un factor anímico, toda vez  que existen asociaciones entre la diabetes y la depresión por lo que se pueden observar cambios en el humor de la persona. Además, explica la especialista, una diabetes mal cuidada puede generar problemas sexuales de disfunción, tanto en hombres como en mujeres.

La profesional de Clínica MEDS hace un llamado a todas las personas que padecen diabetes al  autocuidado y retomar el tratamiento con sus médicos, ya que teniendo un buen control de la diabetes, se puede lograr una buena calidad de vida.

Para más información, los invitamos a ver el Instagram Live que se realizó junto a la doctora acá. Además, puedes agendar una hora con nuestra profesional de manera online o presencial aquí.