Deportes de invierno y lesiones en niños

Recomendaciones para el cuidado de los niños durante el invierno en los centros de ski, siempre son necesarias. La Dra. María Angélica Ibáñez, Traumatóloga Infantil, te entrega todos los datos que debes necesitar para un mejor cuidado de tus hijos en la nieve.

Los deportes de montaña son muy entretenidos y atractivos para practicar de manera individual, con amigos y en familia, pero se debe considerar algunos elementos que son propios de las actividades al aire libre y, particularmente, de la montaña.

Antes de enfrentarse a estas actividades se debe tomar en consideración los siguientes aspectos:

En altura el cuerpo funciona con menor presión parcial de oxígeno.

Es más frecuente la deshidratación.

El clima puede cambiar rápidamente, generalmente mucho mas frío que en el valle.

La visibilidad es variable.

Las superficies inclinadas cubiertas de nieve, pueden hacer que uno se deslice a grandes velocidades.

Por lo tanto se deben tomar algunas precauciones como:

Siempre usar casco: Éste debe cubrir las orejas y debe tener certificación de calidad.

Usar vestimenta adecuada para la montaña. La que consta de tres capas de ropa: una pegada a la piel (primera capa), un polar o parka de pluma delgada para mantener el calor (segunda capa) y un aislante del viento y el frío (tercera capa). Así se está protegido

Usar bloqueador solar sobre factor 30 en las zonas de la piel expuestas al sol. Repetir la aplicación cada 3 horas.

Ingerir, al menos, dos litros de líquido al día: Pese al frío, la hidratación es de suma importancia.

Ingerir alimentos durante el día: De manera de no agotarse a medida que pasan las horas (la mayoría de los accidentes ocurren en la tarde).

Los skis deben tener una longitud adecuada: Para esto debe consultar con un experto. Dependiendo del nivel de ski, estos deben ser de la estatura de la persona o hasta 10 cm menos.

Las fijaciones al ski deben estar en buen estado y ajustadas al peso y al nivel de ski del usuario.

El largo de los bastones debe permitir que el codo del esquiador quede en una posición de 90 grados.

Si la persona no sabe esquiar o su nivel de ski es básico lo más adecuado es tomar clases.

Las lesiones

La mayoría de las lesiones se producen por caídas o choques con otra persona o algún objeto estático como postes o rejas.

Según las estadísticas nacionales publicadas, las lesiones más comunes son leves como esguinces y contusiones (34%), seguido por un 10% de fracturas, enfermedades de alturas (9%), heridas (6%), luxaciones (3%) y traumatismos encéfalo craneanos (3%).

En relación a la edad, la mayoría de los accidentados son adultos (73%).

De las lesiones específicas más comunes en el ski, son las del ligamento cruzado y la fractura de tibia. En el caso del snowboard son más frecuentes las lesiones de la extremidad superior, particularmente las fracturas de muñeca.