Beneficios del running en mujeres

¿Cuáles son las recomendaciones de los profesionales de MEDS? La Dra. Angélica Ibáñez, Traumatóloga Infantil, y destacada triatleta te entrega algunos consejos al respecto.

Son conocidos los beneficios del deporte para la salud física en cuanto a la prevención de enfermedades como para mantener una buena condición física.

Menos conocidos son los beneficios mentales que tiene la actividad deportiva como son el aumento de las capacidades cognitivas, la mejoría de la memoria, el aumento de la creatividad y por último y lo más interesante, su gran influencia sobre el ánimo, la ansiedad y el bienestar en general.

Debemos diferenciar entre deporte y actividad física, siendo el primero una actividad que tiene una técnica específica para conseguir cierto movimiento, y que por lo general, está en el ámbito de la competencia. La actividad física, en cambio, se define como el desarrollo de movimientos que lleve al cuerpo a trabajar más allá de lo normal. Considera las actividades que sobrepasan la rutina diaria de sentarse, levantarse o subir escaleras. Las hay de dos tipos: actividad aeróbica y fortalecimiento muscular o rutinas anaeróbicas.

Los ejercicios aeróbicos -caminar, trotar, nadar, andar en bicicleta, por ejemplo- mueven los diferentes grupos musculares, hacen que respiremos más profundamente y que nuestro corazón trabaje con más fuerza para bombear la sangre. También se le llama ejercicio cardiovascular. Los ejercicios de fortalecimiento muscular, en tanto, buscan como su nombre lo indica desarrollar la musculatura mediante la repetición de movimientos con o sin peso añadido.

El running es un tipo de actividad que es natural al ser humano y que no requiere de técnicas complejas si se practica en forma recreativa.

En nuestra sociedad, es más común que los hombres usen su tiempo libre para actividades deportivas, teniendo las mujeres, mayores tasas de sedentarismo. Es reconfortante ver como cada día se ven más personas practicando running, y sobretodo más mujeres que disfrutan de esta actividad.

Una de las grandes ventajas de correr es que no se necesita gran equipamiento ni artículos especiales, no se necesita juntar un número determinado de personas, no es necesario arrendar una cancha ni esperar el turno, se practica en cualquier lugar con climas variados, en todas las estaciones, sólo basta con las zapatillas y lanzarse a la libertad de disfrutar el trote.

Para las mujeres, que nos gusta hacer actividades acompañadas de las amigas, es una buena oportunidad para combinar la vida social con el deporte.

Es recomendable que si decides partir, debes hacerlo guiada por un instructor que te de algunos consejos según tu capacidad física, edad, actividades previas, etc. Siempre se debe partir de menos a más en distancia, tiempo y velocidad. Por ejemplo, si nunca has corrido podrías partir con 2 Kms a una velocidad cómoda, 2 veces a la semana, para luego ir subiendo paulatinamente la distancia y frecuencia de salidas.

Otra cosa que no se debe olvidar, es que antes de comenzar con el entrenamiento es recomendable que un médico especialista en deportes, haga una evaluación previa para chequear que estás en buenas condiciones para no sufrir enfermedades del corazón y otros órganos. Es lo que llamamos las evaluaciones pre-participativas.

Es posible que al aumentar la carga, se sientan algunos dolores de las piernas posteriores a la práctica, que si son transitorias en los músculos, no te deben preocupar, pero si persisten y se presentan durante la actividad podrían estar en el contexto de una lesión.

Por último, un buen consejo es, que si tienes las ganas de empezar a trotar, debes tomar las precauciones antes mencionadas, y luego lanzarte a correr, aunque muchas veces no den ganas de salir, sólo partir sin pensar. Ya veras como a los pocos metros ya sentirás los beneficios de esta maravillosa actividad.

LAS VENTAJAS

Hacer ejercicio tiene múltiples beneficios para la salud y la calidad de vida de las personas ya que actúa sobre distintos órganos y sistemas:

PARA EL CORAZÓN: disminuye la frecuencia cardiaca en reposo y cuando la persona hace un esfuerzo aumenta la cantidad de sangre que expulsa este órgano en cada latido. Así, la eficiencia cardiaca es mayor utilizando menor energía. También estimula la circulación dentro del músculo cardiaco, favoreciendo la alimentación del corazón.

PARA EL SISTEMA CIRCULATORIO: contribuye a la reducción de la presión arterial, aumenta la circulación en todos los músculos, disminuye la formación de coágulos en las arterias con lo que se previene la aparición de infartos y trombosis cerebrales. Además, mejora el funcionamiento venoso previniendo la aparición de várices.

PARA EL METABOLISMO: aumenta la capacidad de aprovechamiento del oxígeno que le llega al organismo por la circulación, aumenta el consumo de grasas durante la actividad con lo que contribuye a la pérdida de peso, colabora en la disminución del colesterol total y del llamado “colesterol malo” al tiempo que aumenta el “colesterol bueno”. Mejora la tolerancia a la glucosa, favoreciendo el tratamiento de la diabetes y otras alteraciones del metabolismo, así como mejora la respuesta inmunológica ante infecciones de distinto tipo.

PARA EL MÚSCULO-ESQUEÉTICO: También fortalece huesos, cartílagos, ligamentos y tendones y mejora la función del sistema músculo esquelético en general, lo que contribuye efectivamente a una mejor calidad de vida.

PARA LA SALUD MENTAL: Aumenta la sensación de bienestar y disminuye el estrés. El ejercicio libera endorfinas, sustancias que favorecen el “sentirse bien” después del ejercicio. Disminuye el grado de agresividad, angustia y ansiedad así como la sensación de fatiga. Y como si fuera poco, mejora la calidad del sueño.

LOS RIESGOS

Con todos los beneficios que aporta, la práctica deportiva no está exenta de riesgos. El más importante se asocia con las lesiones que pueden producirse por accidentes o por sobrecarga (presión excesiva sobre un hueso o articulación).

Las lesiones no sólo requieren de un correcto diagnóstico y un tratamiento adecuado, a cargo de especialistas, sino también de la adopción de medidas preventivas.

Para evitar lesiones hay que tener en cuenta algunos aspectos fundamentales:

-Mantener una adecuada preparación física. No olvide los ejercicios de calentamiento antes de la práctica y los de estiramiento, luego de ella.

-Realizar la actividad supervisado por un profesor.

-Aumentar de a poco la carga según lo indicado para cada persona.

-Utilizar el equipamiento adecuado para cada deporte, incluyendo los protectores.

-Controlar periódicamente su estado de salud.

-Alimentarse e hidratarse adecuadamente.

-Dar el reposo necesario a aquellas partes del cuerpo que se sobrecargan con el esfuerzo físico.

EQUIPAMIENTO

-Ropa cómoda, ojalá respirable para que la humedad se evapore y sea liviana.

-Usar zapatillas hechas para este fin: en general tienen buena amortiguación, algunas con aire. Estas deben ser del tamaño adecuado, aunque es posible que las primeras veces se produzcan roces. Por otro lado tiene una duración limitada, que en trotadores habituales va entre 6 meses y un año.

-Protección para el sol: bloqueador solar, anteojos, gorro.

-Usa música si te gusta. Los estudios han demostrado que la música es un estimulante, hace que el rendimiento deportivo sea mejor.

-Cuida la hidratación, sobretodo en los climas calurosos y secos. Lleva un cinturón con botellitas o consigue agua en el camino si estás más de 45 minutos en actividad.