9 Tips para Envejecer Mejor

1. Cuida lo que comes y bebes

Tener una dieta balanceada es muy importante para el cuidado de tu salud, sobre todo cuando ya estás en los 50 o, incluso, 40 años, con lo que podrás prevenir enfermedades metabólicas o sobrepeso y obesidad. Una dieta ideal debiese ser baja en grasas saturadas, con abundantes vegetales, frutas, cereales, aceite de pescado y pequeñas porciones de grasas y carnes rojas.

¿Sabías que con la edad las personas disminuyen su sensación de tener sed? Pues con esto comprobado científicamente, nunca dejes de lado consumir bastantes porciones de agua al día, sean éstas en aguas endulzadas naturalmente con rodajas de fruta, jugos naturales o té. La buena hidratación cuando somos adultos y adultos mayores, es especialmente importante para regular la temperatura, sobretodo con el adelgazamiento de la piel, producido por el envejecimiento normal.

Si consumes alcohol, ten presente que el cuerpo necesita un tiempo aproximado de 48 horas para eliminarlo completamente de la sangre y nuestro organismo, por lo que la eliminación de esas toxinas a través del sudor (producto de la actividad física) y de la orina por la ingesta de agua, ayudarán a ese proceso.

2. Cuidado dental

Cepilla tus dientes mínimo dos veces al día y si puedes, utiliza hilo dental. El hilo dental ayuda a prevenir patologías en las encías al remover por completo los restos de comida y placa bacteriana entre los dientes. Cuando se acumulan muchos restos de comida entre los dientes, puedes comenzar a notar dolor o sangrado en las encías, los que también pueden estar relacionadas con diabetes, accidentes cardiovasculares o artritis reumatoides. Con un control regular y una visita anual o semestral al dentista, podrás mantener una buena higiene bucal.

3. Mantente activo

La actividad física diaria te ayuda a que estés fuerte y saludable. Además, reduce considerablemente los riesgos de obesidad, enfermedades cardiovasculares, accidentes cardiovasculares, diabetes, e incluso, algunos tipos de cáncer. Y como si lo anterior no fuera suficiente, la práctica regular de cualquier tipo de actividad física (como caminar por mínimo 30 minutos al día), puede mejorar tu autoestima, mejora el sueño nocturno, disminuye la ansiedad y las posibilidades de sufrir enfermedades tan crudas como el Alzheimer o Demencia. Además, mejora notoriamente tu energía, la flexibilidad y la fuerza de tus músculos. Si además haces ejercicios rítmicos , como trotar, pedalear o bailar, probablemente tendrás menos ideas obsesivas.

A veces para prevenir de mejor manera, los médicos recomiendan hacer ciertos exámenes de rutina, como chequear la presión arterial o los niveles de colesterol, entre otros. Es muy importante dejar de lado los prejuicios y darte cuenta que el Geriatra es un especialista en mantener tu autonomía, como un experto en prevenir accidentes y solamente es visitado cuando están como un verdadero auto chocado.

4. Consume vitaminas

Muchas personas sufren de deficiencia de la vitamina D, y ni siquiera lo saben. La falta de vitamina D está relacionada a el deterioro cognitivo, problemas a los huesos y también a enfermedades cardiovasculares. Si bien la mejor forma de consumir la vitamina D es por medio de los rayos del sol, la exposición indebida también es peligrosa. Es por eso que no debieses exponerte más de 15 minutos por día para aumentar la vitamina D. También, se puede encontrar en alimentos como el huevo y el aceite de pescado. Y alternativamente, puedes consultar con tu médico por algún suplemento que te ayude a mantener un buen balance de ésta y otras vitaminas y minerales esenciales.

5. Cuida tus pies

Con el paso de los años, los pies pueden sufrir de piel seca, ampollas o hallux valgus, mejor conocido como “juanete”. Es por esto que es recomendable visitar regularmente un podólogo que pueda mantener la higiene de tus pies. Es importante usar calzados cómodos y acolchados, que permitan una buena respiración del pie y no provoquen dolor. Si comienzan a doler constantemente, debes consultar a tu médico. Esto en especial si eres diabético.

6. Maneja adecuadamente las horas del sueño nocturno

Muchas personas adultas y adultos mayores suelen tener problemas para dormir o para quedarse dormidos. Cuando no duermes bien, o placenteramente, puede provocar un aumento de la ansiedad (por ende en tu peso corporal), además de sentirte cansado y de mal humor. Para que esto no ocurra, disminuye las horas de siestas en la tarde e intenta crear una rutina diaria para ir a la cama a la misma hora todas noches. Además, intenta tomar algo caliente como manzanilla o leche tibia antes de dormir. No comas comidas muy pesadas ni hagas ejercicio extremo, haga de su pieza un lugar confortable en cuanto a temperatura y ruidos. Estar muy atentos al manejo del dolor como factor de insomnio.

7. Chequea tu vista y oídos

Mientras vamos envejeciendo, la capacidad de escuchar y ver van disminuyendo, por lo que es importante que hagas un chequeo regularmente con tu médico para medir el deterioro y prevenir que esto ocurra apresuradamente. Estar muy atento a utilización de elementos correctores como lentes y audífonos.

8. Reactiva tu vida social

Pasar tiempo con tus amigos y familia, puede prevenir que sufras de ansiedad o de que te sientas solo. Además, mantener una vida social activa, ayuda a que te mantengas activo no solo de cuerpo, sino que también de mente. Busca intereses y hobbies en común con tus pares y comienza a practicarlos. Es más saludable incluso ser voluntario, toda vez que pertenecer a algo te dará más vida. Recuerda que la soledad enferma.

9. Dejar de fumar

El humo del cigarrillo no solo le hace mal a tu organismo completo, incluyendo la piel, sino que también le hace mal a tu cerebro. El consumo del cigarro está ligado a muchos y diferentes problemas de salud, entre ellos: enfermedades al corazón, cáncer de pulmón y bronquitis. Cuando dejas de fumar, sin importar la edad que tengas, verás que la circulación de la sangre, la capacidad respiratoria y tus niveles de energía mejorarán significativamente. Tendrás menos arrugas, y además menos tos. Sin duda, una de las acciones más importantes para la Salud es dejar de fumar, dado que de dos fumadores, uno morirá producto del cigarro. Nunca es tarde para dejar de fumar, pero cuanto antes mejor.

 

Fuentes: Dr. Juan Carlos Molina, Geriatra Clínica MEDS; AGE UK, Love Later Life.