fbpx

Várices

Las várices son dilataciones patológicas permanente de las venas de las extremidades inferiores que se presentan en hombres y mayormente en mujeres y que sobre los 40 años aumenta en forma importante el número de afectadas.

Definición

Son dilataciones venosas persistentes y patológicas, que comprende principalmente a las venas de las extremidades inferiores.

Las várices van progresando en el tiempo y además de un tema estético, ésta produce molestias como pesadez, cansancio y picazón, entre otras. Además puede generar cambios en la piel y si progresa, se pueden romper, generando las úlceras venosas

¿Cómo se reconocen?

Las várices son distintas y se distinguen por el tamaño que éstas tengan. Van desde las denominadas “arañitas”, que tiene un tono rojizo y también coloración azulada, hasta grandes paquetes varicosos que pueden medir casi un centímetro y que en casos severos pueden generar heridas en las piernas.

Síntomas

Los síntomas principales son dolor (tipo pesadez), especialmente en las tardes y en jornadas de más calor. Además, se produce hinchazón, calambres y sensación de hormigueo en las piernas.

Tratamiento

El tratamiento es bien amplio. Se recomienda, en primera instancia, evitar el sobrepeso, y realizar actividad física para mantener la musculatura de la pantorrilla en buen estado. La musculatura de la pantorrilla actúa como una bomba muscular externa y mejorará el retorno venoso ayudando a éstas a realizar su trabajo.

Existen medicamentos que el médico puede recomendar, pero estos solo atacan los síntomas, no la aparición de las várices. Es muy importante para un resultado exitoso del tratamiento, un diagnóstico certero, que ayudará a determinar si es necesaria una cirugía o la escleroterapia (procedimiento ambulatorio no quirúrgico diseñado para atenuar el aspecto de arañas vasculares y várices pequeñas y superficiales). Si el daño es mayor en las venas, se recomienda la cirugía. Si el daño que se pueda presentar es un poco menor, lo más indicado es la escleroterapia.

Cómo prevenir

Se debe evitar el sobrepeso, realizar actividad física para mantener la musculatura de la pantorrilla en buen estado. La musculatura de la pantorrilla actúa como una bomba muscular externa y mejorará el retorno venoso ayudando a las venas a realizar su trabajo.

¿Es genético? 

Sí. Es el factor más importante. Si los dos padres lo padecen, lo más probable es que el hijo los tenga a futuro. Como es una enfermedad, se tratan las venas dañadas. Pero para evitar su aparición, se deben realizar controles anuales.