Trombosis venosa y várices: ¿Qué hacer en caso de presentarlas?

La trombosis puede asociarse a cánceres y tumores, por lo que es importante conocer el origen de su causa.

Una trombosis ocurre cuando un coágulo, en algún tipo de vaso sanguíneo, bloquea el paso de la sangre. Para el cirujano vascular de Clínica MEDS, el doctor Marcelo Mege, las causas de porqué se forman son múltiples, pero indica que la principal se debe a un reposo prolongado, ya sea por una operación, enfermedad o, como es sabido, en personas que viajan en vuelos prolongados, por lo general, más de 6 horas. En este último caso, recomienda “mover las piernas, caminar, usar medias elasticadas e hidratarse con agua. Nunca hay que tomar anticoagulantes, sin consultar previamente con su especialista”, sostiene.

El profesional de MEDS añade que también hay trombosis asociadas a cánceres, tumores e incluso en gente joven, que se asocia a algún factor genético de trombofilia. Por eso es muy importante saber cuál fue la causa del trombo para poder combatirla.

Síntomas y tratamiento de una trombosis

Los síntomas más comunes de una trombosis son: dolor punzante opresivo, rojez o coloración azulada de la piel y sensación de tensión e hinchazón. Las trombosis se pueden producir en la ingle, en el muslo, en la rodilla, pantorrilla o incluso en la planta del pie, provocando dolor al caminar o al estar de pie.

“El tratamiento de la trombosis, en su etapa aguda, se enfoca en evitar que el trombo se propague a los pulmones, dependiendo de cada caso, puede ser un proceso ambulatorio o que requiera de hospitalización. La gravedad de la trombosis va a depender del lugar dónde se formó el coagulo”, añade.

¿Qué son las várices?

En tanto, es frecuente que las mujeres pregunten en esta época del año por las famosas várices o arañas vasculares. Éstas son dilataciones patológicas persistentes, generalmente de las extremidades inferiores, siendo la principal causa un factor genético. Sin embargo, hay otros como la obesidad y el sedentarismo que aumentan las probabilidades.

Otros factores que influyen, a juicio del facultativo, es mantener una dieta poco saludable, pasar mucho tiempo sentado -especialmente con las piernas cruzadas- y el uso constante de taco alto en el caso de las mujeres.

Los principales síntomas que se manifiestan son: hinchazón leve de los tobillos y pies, dolor, cansancio o pesadez de las piernas, ardor, punzadas o calambres en las piernas, edema, venas agrandadas, entre otras.

“Hacer ejercicio, en especial para fortalecer el musculo de la pantorrilla es fundamental para evitar la aparición de várices, ya que los músculos actúan como una bomba muscular externa que ayuda al retorno de la sangre”, indicó el cirujano vascular Marcelo Mege.

El profesional añadió que, además del tema estético, “es importante recordar que  las várices con el tiempo se pueden complicar y producir trombosis, sangrar, cambiar la coloración de la piel e incluso llegar a estados avanzados de llegar a una herida, llamada ulcera venosa. Por lo que siempre es bueno consultar con un especialista, ya que éstas alteran la calidad de vida de los pacientes”.

En Clínica MEDS contamos con todo el equipo necesario para realizar los distintos tipos de tratamientos, que puede ir desde láser a una cirugía, la cual se hace por vía endovascular, causando menos dolor y cicatrices.

Es importante recalcar que las várices pueden reaparecer luego de operarse, ya que su principal factor es genético, por eso se recomienda controlarse regularmente luego de la cirugía.

Para más información, los invitamos a ver el live que se realizó junto al doctor acá. Además, puedes agendar una hora con nuestro profesional de manera presencial aquí.