Independientemente de la edad, nadie está exento de una lesión traumatológica. Esta puede ser provocada por una mala postura, un accidente o por alguna enfermedad, lo cual deriva en la alteración de un músculo, hueso, ligamento o articulación, y causa mucho dolor, inflamación e impide...