fbpx

Lesión Fibrocartílago Triangular o FCT

Esta lesión de mano se presenta en el 35% de los casos de fractura de muñeca y las personas mayores de 60 años son las más propensas a sufrirla.

Definición

El fibrocartílago triangular (FCT) es el principal componente estabilizador de la articulación radioulnar distal y cuando hay una lesión, los pacientes presentan dolor en la cara ulnar de la muñeca como molestia principal.

¿Por qué se produce?

La fractura del FCT puede dividirse en dos grandes grupos, las lesiones degenerativas y las traumáticas.

En las fracturas de muñeca con compromiso articular se encuentra la lesión en un 35% de los casos y en las fracturas extra articulares la incidencia de esta es cercana al 53%. En los casos degenerativos se asocia a presentar una relación entre el radio y la ulna alterada, lo que favorece el impacto de ella con el carpo, produciéndose la lesión de mano.

Siempre se debe considerar la existencia de una lesión de FCT en aquellos pacientes que presentan una fractura de muñeca. La presencia ésta se asocia a la existencia de una ulna más larga que el radio (ulna o cubito plus).

Por otra parte, después de los 30 años, la probabilidad de lesión del FCT aumenta, alcanzando casi a la gran mayoría de la población después de los 60 años.

Deportes en que se produce con mayor frecuencia

La fractura del FCT se presenta en pacientes que han sufrido una caída con apoyo de la mano con hiper extensión. Así, los deportes de contacto tendrán un mayor riesgo de presentar la lesión (rugby, fútbol, básquetbol, entre otros).

Síntomas

El paciente va a presentar dolor en la cara ulnar de la muñeca (en el lado del meñique) que se puede asociar a la aparición de un chasquido. Las molestias van a aumentar con las actividades y disminuirán con el reposo.

Los pacientes también pueden referir presentar sensación de debilidad y reproducir las molestias con la desviación de la muñeca hacia ulnar. En algunos casos se puede presentar una prominencia anormal de la cabeza de la ulna asociado a dolor a la palpación de la zona.

Diagnóstico

El diagnóstico de esta lesión de mano se basa en la historia clínica y el examen físico. Muchas veces no hay una señal clara o reciente de traumatismo. El estudio inicial de estos pacientes es con radiografía de muñeca donde se puede establecer la varianza ulnar (relación entre el radio y la ulna) y si existen cambios degenerativos (artrosis) a nivel del carpo o de la articulación radio ulnar. Además, la radiografía permitirá identificar otras patologías, como son la inestabilidades de muñeca.

Por otra parte, la resonancia magnética permite identificar las lesiones del FCT en forma detallada en un alto porcentaje de los casos y además permite ver con mayor claridad otras alteraciones a nivel de la muñeca, que deben considerarse en el manejo de estos pacientes, en especial la artrosis.

Tratamiento

El tratamiento inicial ante esta lesión de mano, sea degenerativa o traumática, es de carácter médico. El período de tratamiento puede durar entre 8 a 12 semanas y consiste en el uso de inmovilización con yeso o inmovilizador de muñeca por un período de 4 a 6 semanas seguido o acompañado de manejo con kinesioterapia.

El período de paralización será superior en aquellos casos traumáticos (6 semanas) para permitir la adecuada cicatrización de las estructuras comprometidas. Asociado a la inmovilización, se van a utilizar antiinflamatorios y analgésicos.

Si los pacientes presentan una evolución no adecuada, se planteará la alternativa quirúrgica que variará dependiendo del tipo de rotura que exista. En las quebraduras traumáticas se puede realizar una fijación de la articulación radio ulnar transitoria con agujas o reparación artroscópica del FCT. En los casos en que no se logra una buena reducción de la articulación, se deberá realizar una reparación abierta del FCT. Las agujas se retiran a las seis semanas y se inicia el período de rehabilitación, donde se tiene como objetivo recuperar el rango de movilidad de la muñeca y la fuerza de ésta.

Cuando no existe luxación de la articulación y hay una lesión traumática aguda del FCT que no responde al manejo conservador, el tratamiento quirúrgico puede ser mediante la reparación en forma artroscópica. En este caso se realizan pequeñas incisiones en el dorso de la muñeca por donde se introduce una cámara y el instrumental adecuado para realizar la reparación, y complementario en aquellos casos en que sea necesario con la fijación percutánea con agujas y el uso de un inmovilizador de muñeca en el post operatorio.

En las roturas de tipo degenerativo que no responden al manejo conservador, se realizará el procedimiento quirúrgico mediante artroscopía de muñeca, realizando el debridamiento (regularización de los bordes rotos del FCT) y en los casos en que se presenta un cúbito o ulna plus (ulna más larga que el radio) se indica realizar una osteotomía de acortamiento (acortar el hueso y fijarlo con una placa) para impedir que la ulna golpee sobre los otros huesos de la muñeca y siga rompiendo el FCT.

Manejo post operatorio

Todos los pacientes utilizan en el post operatorio algún tipo de inmovilización con un tiempo de duración variable, el que dependerá de las características del procedimiento realizado, con un rango de una semana a seis semanas.

Las suturas (puntos) se retiran generalmente entre los días 10 al 15, luego se inicia la kinesioterapia. En casos en los que se realizaron procedimientos de menor complejidad, se pueden iniciar ejercicios de movilidad suave de la muñeca después de la primera semana. Cuando se colocaron agujas y se requirió de una solución de mayor complejidad, se retiran a las seis semanas iniciando luego de esto la kinesioterapia en forma activa.