Hernia Discal o Hernia del Núcleo Pulposo

La Hernia del Núcleo Pulposo se produce en el disco intervertebral y es parte del proceso degenerativo discal normal. Por lo general lo sufren deportistas que tienen que levantar pesos o que practican motocross.

Definición

Se llama HNP a la Hernia del Núcleo Pulposo, explica el médico especialista en columna, Dr. Martín Hidalgo, que se produce en el disco intervertebral como parte de un proceso degenerativo discal normal, que en ocasiones se hace sintomático y requiere tratamiento. Una vez que el disco intervertebral cervical, torácico ó lumbar se rompe, sale material del núcleo del disco y comprime o irrita una raíz nerviosa o el denominado saco dural con o sin compromiso de médula espinal.

¿Por qué se produce?

Como parte del envejecimiento normal, con el tiempo los discos van perdiendo líquido y se van desgastando. Producto de lo anterior se producen micro roturas en el disco favoreciendo que, en algún momento, salga hacia el canal medular parte del núcleo, lo que provocará compresión de alguna estructura nerviosa, irritación o en algunos casos, ningún síntoma.

¿En qué deporte se produce más frecuentemente?

No hay un deporte en que sea más frecuente la Hernia del Núcleo Pulposo (HNP), pero sí existen actividades deportivas en los que los discos intervertebrales se desgastan más rápido que en paciente sedentarios. Por ejemplo, aquellos en que se levanta mucho peso como la halterofilia o en  deportes en los que hay movimientos de impacto importante, como el motocross y el descenso en ciclismo de montaña.

Síntomas

Los síntomas de una Hernia de Núcleo Pulposo dependen de la localización de la hernia, es decir, si ésta es cervical, torácica ó lumbar.
Si es cervical puede haber dolor cervical intenso irradiado a un brazo. Además, puede existir déficit sensitivo o de fuerza.
Si la hernia es torácica puede presentarse como dolor dorsal irradiado hacia la zona anterior del tórax.
Si se presenta en la zona lumbar, generalmente hay presencia de dolor es intenso y se irradia hacia una o ambas extremidades, incluso hasta más debajo de las rodillas y puede o no haber compromiso neurológico.

Diagnóstico

El diagnóstico se hace con una entrevista precisa al paciente, sumando a un examen físico orientado a lo sospechado y la confirmación se obtiene con exámenes de imágenes.

La radiografía siempre es útil, porque da una visión global de la columna, pero sin duda que ante la sospecha de una HNP el mejor examen es la resonancia magnética.

Tratamiento

La gran mayoría de las HNP no requieren de cirugía, es decir, su tratamiento no es quirúrgico. Lo fundamental es calmar el dolor, y para ello se cuentan con buenas herramientas. Primero están los analgésicos y antiinflamatorios y fundamental resultará la kinesiología y el trabajo de fisioterapia. Clínica MEDS cuenta con un equipo de kinesiólogos que se dedican exclusivamente a rehabilitación en columna, desarrollando un trabajo muy bien complementado con el equipo médico. También se puede recurrir a la infiltración peridural y fascetaria.

Cuando no hay resultado con el tratamiento previo o el compromiso neurológico lo requiere, se hace necesaria la cirugía, la que se realiza con anestesia general. En ésta se accede a la hernia y se extrae en conjunto con el disco enfermo intervertebral. El acceso dependerá de la zona donde esté ubicada la hernia. La cirugía puede durar aproximadamente entre una y dos horas y va a depender su duración si se requiere o no agregar algún implante.

Recuperación

La recuperación del dolor es rápida, en general se nota un alivio importante de manera instantánea tras la operación, pero no siempre es así debido a que el nervio estuvo apretado y sufriendo por bastante tiempo.

Por otra parte, lo que más demora en recuperarse es el compromiso neurológico. Se requiere de rehabilitación para recuperar propiocepción de la columna y rehabilitar la musculatura. Para realizar deportes de manera que lo practicaba previo a la hernia, hay que esperar aproximadamente unos tres meses.

 

Prevención

Lo mejor es contar con buena musculatura abdominal y musculatura paravertebral. También es fundamental realizar deporte de manera frecuente y regular.

Reintegro Deportivo

Luego de completar el tratamiento de la hernia del núcleo pulposo, indica el médico traumatólogo y especialista en columna, Dr. Andrés Leiva, se planteará el momento del retorno deportivo dependiendo de la remisión del dolor y la respuesta al proceso de rehabilitación kinésico.

Una parte fundamental del tratamiento, dice el especialista, tanto quirúrgico como conservador es la rehabilitación kinésica. Esta tiene como objetivos principales la estabilización lumbopélvica, la flexibilización muscular y el control del balance postural. Todos estos parámetros son evaluados por el kinesiólogo tratante a través de distintas pruebas objetivas y estandarizadas. Así entonces, el momento del retorno deportivo estará determinado por el correcto logro de tales metas kinésicas, lo cual varía de paciente a paciente y de la remisión de sintomatología dolorosa.

El tiempo que un paciente requiere para estar preparado para reiniciar una actividad deportiva dependerán principalmente del tipo de tratamiento efectuado y el deporte a realizar. En pacientes que han recibido un tratamiento conservador, el momento de reintegro deportivo, generalmente, demorará entre 6 a 8 semanas. En cambio, en pacientes sometidos a tratamiento quirúrgico el tiempo varía de 2 a 4 meses para deportes sin contacto, y de 3 a 6 meses para deportes de contacto.

Cabe destacar que estos tiempos son muy variables, dependiendo de múltiples factores, que involucran tanto condiciones del paciente como de la actividad deportiva que se desea realizar.