Fractura Metacarpianos

Las fracturas de los metacarpianos son frecuentes en deportes como el básquetbol, vóleibol, waterpolo y en otras disciplinas que están relacionadas a golpes como el boxeo y karate, entre otros.

Definición

La mano está constituida por múltiples huesos. Dentro de ellos están los huesos del carpo, que son los que articulan con el radio y el cúbito, conformando la articulación de la muñeca para continuar con unos pequeños huesos que son irregulares con otras estructuras que corresponden a los huesos largos que son un número de cinco por cada mano.

Los metacarpianos son cinco huesos largos que se ubican conformando desde el primer al quinto rayo y ellos son susceptibles de presentar ante un traumatismo fracturas que pueden determinar complicaciones según la magnitud de la energía recibida.

¿Por qué se produce?

Una de las causas frecuentes son las fracturas de causas laborales, las deportivas y las por caídas.

Deporte en que se produce más frecuentemente

Las fracturas de los metacarpianos en la esfera del deporte son más frecuentes en todas aquellas actividades deportivas en que se utilizan las manos para realizar bloqueos o golpes de balón como el básquetbol, vóleibol, waterpolo y en otras disciplinas que están relacionadas a golpes como el boxeo y karate, entre otros.

Síntomas

Los síntomas van desde un leve dolor hasta un gran aumento de volumen e impotencia funcional por el dolor producido. Eso va a estar en directa relación con la magnitud de la energía del impacto.

Hay veces en que existe una fractura sin desplazamiento, lo que puede confundirse con una contusión y que en el estudio de ésta se pesquisa que existe una fractura.

Cuando el dolor es fuerte y hay deformidad puede existir una fractura con varios fragmentos o que existan varios metacarpianos comprometidos.

Diagnóstico

Es clínico por dolor y aumento de volumen de la mano asociado a estudios radiológicos. Una buena radiografía es suficiente para poder clasificar la fractura y determinar el tratamiento a seguir.

Tratamiento

Toda aquella fractura que no tiene desplazamiento es susceptible de realizar tratamiento médico u ortopédico (yeso por aproximadamente 20 días).

Estas complicaciones son poco frecuentes y se trata en la mayoría de los casos hacer osteosíntesis sobre un hueso tratando de efectuar el mínimo daño posible de las partes blandas que involucren la irrigación del hueso con el fin de que siempre haya sangre que llegue a la zona de fractura para que tenga su adecuado cayo óseo, es decir, mejoría.

Si existe una fractura angulada con acortamiento o con una rotación del dedo que impide el puño adecuado de la mano o existen varios metacarpianos comprometidos lo más probable es que el tratamiento deba ser quirúrgico.

Cirugía

Depende según el tipo de fractura que exista, que puede ser desde colocar dos o tres tornillos que estabilicen una fractura, que son aquellas que habitualmente tienen un rasgo oblicuo o poner pequeñas placas y tornillos para efectuar la adecuada estabilización del o los metacarpianos fracturados.

Recuperación

Si se hace un tratamiento ortopédico la rehabilitación va a ser posterior a los 20 o 30 días que dure la inmovilización y lo más probable es que se va a encontrar un alto grado de rigidez de las articulaciones, fundamentalmente de la zona metacarpofalángica.

Cuando hay cirugía la idea es estabilizar con un material de osteosíntesis que sea lo suficientemente resistente para dejar la mano libre e inicie su rehabilitación a la brevedad. Por lo tanto cuando se opera es muy rara la vez que se deja asociada con un tratamiento con un yeso o félula.

Prevención

Esta patología está en directa relación con deportes que son técnicos como el básquetbol, el vóleibol, el judo, el karate, por lo que la prevención tiene relación con un buen gesto técnico deportivo.