El cuidado de los niños para evitar lesiones en pandemia

Los niños tienen la necesidad de moverse y realizar actividad física, aún en tiempos de pandemia, por lo que es importante saber cómo apoyarlos para que puedan recrearse dentro o fuera de la casa, dependiendo de la normativa sanitaria, y evitar posibles lesiones.

La Dra. Constanza Ramírez, traumatóloga infantil de Clínica MEDS, comenta acerca de cómo el encierro ha provocado un aumento de las lesiones en los niños. “La falta de espacio ha sido un gran problema, porque los niños son activos por naturaleza y al no tener espacio van a buscar una forma de moverse igual. Hemos recibido niños accidentados por patinar y andar en bicicleta dentro de un departamento”.

ACTIVIDAD FÍSICA

La especialista de Clínica MEDS recomienda buscar actividades que sean acorde a los espacios que se tienen, especialmente si son pequeños, y contar con un lugar seguro donde los niños puedan realizar sus actividades. “Por ejemplo, en un departamento se pueden tomar clases online para que el niño pueda hacer actividad física y que sea supervisada por un adulto”, sugiere la Dra. Ramírez. Además, señala que es importante aprovechar los momentos que se tienen para hacer actividades al aire libre, permitiendo a los niños moverse y liberar la energía que tienen acumulada, para mantener sus músculos y esqueleto funcionando, y también como parte de su desarrollo.

TELESTUDIO

Con respecto al telestudio, al igual que los adultos con el teletrabajo, los menores de edad se han visto expuestos a largas horas de inactividad física y malas posturas frente al computador o tablet. Para la traumatóloga infantil, “lo ideal sería que el niño cuente con un espacio exclusivo para estudiar, en el que tenga una silla cómoda a su altura y esté sentado frente a un escritorio en una buena posición mirando a la pantalla”. La Dra. Constanza Ramírez agrega que también es importante que se respeten las pausa entre medio de las clases, para que el niño se pueda parar, caminar, estirarse y moverse.

La traumatóloga enfatiza en que las malas posiciones durante el telestudio, como cuando los menores se conectan acostados en la cama, han tenido como consecuencia un aumento en consultas por dolores de columna, tanto del cuello como de la región dorsal y lumbar.

EL RETORNO ESCOLAR

Frente a un posible retorno escolar, la Dra. Ramírez destaca importantes factores para elegir una mochila y un calzado adecuado.

Qué considerar en el uso de mochilas:

  • Debe llevarse sobre ambos hombros
  • Debe tener la zona de apoyo de los hombros acolchada
  • Los niños no deben transportar más del 10% de su peso en la mochila.

En qué fijarse para la compra de un calzado:

  • Que sea ancho en la zona de los dedos de los pies
  • Que la zuela no deslice, para disminuir el riesgo de caídas
  • Que sea blando en la zona de apoyo del talón, ya que es una zona muy frecuente de dolor para los niños en crecimiento
  • Que la zona del talón sea firme, para disminuir el riesgo de torceduras y caídas

En relación a las mochilas con ruedas, la traumatóloga explica que éstas permiten disminuir el peso, pero no son prácticas para andar con ellas. “El niño va encorvado y cuando asisten a clases en un segundo o tercer piso, tienen que subir esta mochila y ahí nuevamente se debe considerar que ésta debe ir en la espalda, sobre ambos hombros y que no debe sobrepasar el 10% de su peso”, comenta la doctora.

REINTEGRO DEPORTIVO DE LOS NIÑOS

El retorno escolar va muy ligado al reintegro deportivo de los niños, por lo que es importante tener en cuenta que la mayoría han estado varios meses sin realizar actividad física o el deporte que practicaban regularmente. Frente a esto, la Dra. Ramírez aconseja retornar a la actividad física habitual de forma controlada y progresiva para evitar lesiones por sobrecarga. “Las más frecuentes son las tendinitis o tendinopatías, que son inflamaciones de los tendones por una carga mayor a la que está preparado el organismo en ese momento”, puntualiza la especialista.

¿CUÁNDO SE DEBE CONSULTAR A UN MÉDICO?

Según la Dra. Ramírez, se debe consultar a un traumatólogo infantil en los siguientes escenarios:

  • Si el niño sufre un accidente y el dolor continúa después de varios días
  • Si el niño se queja de un dolor persistente y repetitivo, aunque no haya tenido ningún accidente o caída, ya que puede ser algo relacionado a su etapa de crecimiento
  • Si un niño deja de hacer sus actividades habituales, porque algo le molesta o le duele.