Correr con peso en la espalda: ¿beneficio o riesgo?

Ventajas de correr con peso en la espalda

Se produce un entrenamiento de la musculatura más potente.

Mejora la fuerza y la velocidad.

Aumenta la resistencia muscular.

Desventajas del peso

En algunos casos, se podría desplazar el centro de gravedad del individuo hacia los discos y las articulaciones de la columna vertebral, debido al aumento de la carga axial sobre la columna.

Si el corredor no está bien entrenado, podría experimentar dolor lumbar por daños a nivel discogénico, articular y quizás algunos daños menores en las caderas, rodillas y/o tobillos como tendinopatías.

Personas con hiperlordósis o con dificultades de columna vertebral y extremidades inferiores que no se han hecho sintomáticas, podrían verse muy afectadas con este tipo de entrenamiento.

 

Consejos para evitar lesiones o prevenir accidentes:

Utilizar la carga al nivel de la pelvis, no tan alto y bien distribuida, pues así no se altera el centro de gravedad y, por ende, la columna no se ve afectada.

Otra forma es utilizar tobilleras o pesas en tobillos. Así no se ven dañadas ni la espalda, ni las articulaciones de las piernas.

Siempre es recomendable que aquel que corra con peso, se limite solamente al sujeto bien entrenado, que solo se utilice en parte de su entrenamiento y esté consensuado con su entrenador y médico tratante.

 

¿A quiénes beneficia este tipo de entrenamiento?

A los deportistas de alto rendimiento, ya que tienen la musculatura lo suficientemente trabajada y están preparados como para someterse, EN PARTE DE SU ENTRENAMIENTO, a una carrera con sobrecarga.

¿Quiénes no debiesen utilizar esta técnica?

Niños, pues afectaría en su crecimiento.

Adultos mayores, a causa del proceso degenerativo de sus articulaciones.

Si se utiliza, hacerlo solo entre los 20 y 40 años, en donde no existen demasiados procesos articulares y tendinosos degenerativos.