Consejos prácticos para una buena alimentación del tenista

Para los especialistas de la ITF (International Tennis Federation), la alimentación es la fuente de nutrientes para los tenistas, y para conseguirlos, se requiere una variada y blanceada dieta, la que debe integrar las seis clases de nutrientes: agua, vitaminas, minerales, proteínas, grasas y carbohidratos.

Cada uno de estos nutrientes son igual de importante, y eliminar cualquiera de ellos de nuestra alimentación diaria podría tener efectos poco positivos en el desempeño deportivo, como así también en la salud. La energía que necesitas podrás obtenerla de aquellas comidas que contienen carbohidratos, proteínas y grasas.

Las vitaminas y minerales no proveen una fuente de energía pero son necesarios para derivar esa energía desde los carbohidratos, proteínas y grasas que son consumidas. Además, el agua se encarga de circular los otros nutrientes a los tejidos donde éstos serán bien utilizados, como así también de remover los que ya no son necesarios.

La hidratación mediante el agua, es esencial. Esta es de suma importancia para mantener la temperatura corporal durante las largas horas de entrenamientos y partidos. Para la mayoría de los jugadores de tenis, la recomendación básica, es un consumo de 2.500 calorías diarias, sin embargo, algunos jugadores (debido a sus niveles deportivos o a sus contexturas físicas), necesitarán 3.000 calorías al día.

Los tenistas más profesionales, por ejemplo, se estima que pueden estar en el rango de 3.500 a 5.000 calorías por día, y más allá de que la meta sea alcanzar una dieta saludable, variada y bien balanceada, los jugadores deberían poner principal énfasis y esfuerzos en adecuar el consumo de las cuatro principales categorías de nutrientes: fluidos, electrolitos, carbohidratos y proteínas.

Estos nutrientes tienen un impacto altamente positivo en la performance, dolores post ejercicio, fatiga, y reducen las posibilidades de lesiones o malestares físicos.

Según los especialistas de la ITF y sus recomendaciones sobre los mejores tipos de fluidos y líquidos que un tenista debiese consumir y evitar, son:

Los mejores: agua, agua mineral, aguas savorizadas, agua de soda y seltzer.
Muy buenos: jugos 100% naturales, limonada, jug de tomate y vegetales, leche descremada.
Buenos: frutas y verduras crudas.
Más o menos: bebidas y bebidas dietéticas o light, café descafeinado, yogurt.
Malos: los brebajes cafeinados y el alcohol son diuréticos y no suman a la ingesta de agua.

Fuente: ITF (International Tennis Federation)