¿Cómo abordar la obesidad infantil con cambios de hábitos a nivel familiar ?

Por Camila Narváez
Nutricionista Equipo MEDS Balance

Es en la primera infancia donde se adquieren los hábitos más importantes y que acompañarán al niño hasta la edad adulta. Cada vez es más frecuente el desarrollo de una mala nutrición por exceso en edades más tempranas, particularmente la obesidad infantil es la más problemática, ya que está asociada con mayor riesgo de desarrollar de forma precoz enfermedades crónicas no transmisibles. Por esta razón, es más difícil tratar a un adulto obeso que arrastra su obesidad desde la infancia.

Según una revisión sistemática publicada en Marzo de este año, refiere que la obesidad infantil debe ser abordada en todos los niveles, políticas de gobierno, educadores de establecimientos educacionales y padres, que son el determinante más importante en el éxito de las intervenciones y en el mantenimiento de los hábitos saludables, ya que influyen tanto en los hábitos dietarios como de actividad física.

Las intervenciones deben tener como objetivo fortalecer a los padres en la expresión de su rol parental, amplificar el problema de la obesidad de su hijo, identificar “facilitadores” y “obtaculizadores” de los procesos de autocontrol, mejorarlos como modelos de hábitos y estilos de vida.  Estas intervenciones incluyen apoyo individual y/o grupal al niño y a los padres educación en hábitos y estilos de vida, ejercicio, apoyo psicológico. La inclusión de la familia se asocia a una significativa disminución del peso corporal del niño.

Los resultados son muy variables, pero el éxito de las intervenciones está muy asociado al tiempo de intervención, a la asistencia de los padres y al logro de fortalecer su rol parental como modelos de vida saludable.

Tips para abordar la obesidad infantil en familia:

  • Evite tener en casa alimentos de alta densidad calórica que no son necesarios para la nutrición del niño y su desarrollo como: Bebidas azucaradas, chocolates, dulces, productos de repostería. Cómprelos solo en ocasiones especiales y no los almacene como mercadería. Así evitará su consumo y se acostumbrarán a no hacerlo.
  • No premie ni castigue con alimentos. Premie con salidas a parques de diversiones, juegos de salón, libros acordes a la edad.
  • La colación debe ser saludable y llevarla desde la casa, evite dar dinero. Como colaciones saludables pueden ser: yogurt descremados sin azúcar, zanahorias baby, tomate cherry, frutos secos.
  • Disminuya el tiempo de gasto mínimo como el ver televisión, horas de pantallas, juegos virtuales, etc. Prefiera actividades al aire libre como bicicleta, caminatas, etc.
  • No haga diferencias en el tipo de alimentación del niño en tratamiento, con el resto de la familia, todos deben regirse al estilo de alimentación saludable y vida sana. Las indicaciones son para todos.
  • Coman en familia sin distractores como televisión, radio, etc. Se harán conscientes de lo que coman y servirá como una instancia familiar.
  • Programen actividades familiares al aire libre.
  • Padres realicen algún deporte, servirán como ejemplo a seguir para sus hijos, pueden practicarlos juntos.