lesiones deportivas, lesiones deportivas tipos

9 tipos de lesiones deportivas

Las lesiones deportivas ocurren durante la práctica de deportes o ejercicios. Pueden ser causadas por exceso de esfuerzo muscular, falta de acondicionamiento físico, o formas y técnicas inadecuadas para ejecutar movimientos. Entre todos los tipos de lesiones deportivas que pueden ocurrir hay algunos que tienen mayor frecuencia.

1. Distensión muscular

Ocurre cuando un músculo está sobreextendido y se rompe. Los síntomas son dolor, hinchazón, debilidad y dificultad o incapacidad para usar el músculo. Las áreas que frecuentemente se ven afectadas son los muslos, las pantorrillas, la ingle, la espalda baja y el hombro.

2. Lesión del ligamento cruzado anterior (LCA)

Este ligamento puede lesionarse por caídas o piruetas con aterrizaje incorrecto, cambiar de dirección o detenerse rápidamente al correr, o golpes directos en la rodilla. El dolor, la hinchazón, dificultad para caminar y pérdida del rango de movimiento son síntomas frecuentes.

3. Lesión del ligamento colateral medial (LCM)

Este ligamento conecta el fémur con la tibia desde la parte interna de la rodilla. Generalmente se daña cuando la articulación de la rodilla se empuja hacia los lados al realizar un movimiento incorrecto o al recibir un golpe directo en la rodilla. Produce dolor, hinchazón e inestabilidad de la articulación.

4. Desgarros en las espinillas

Se manifiestan como un dolor de tipo punzante en la zona de la tibia que ocurre cuando los músculos y los tendones que rodean este hueso se inflaman. Estirar, descansar y aplicar hielo puede ayudar a aliviar las molestias, y los AINE pueden reducir el dolor y la inflamación.

Los pies planos aumentan el riesgo de sufrir desgarros en las espinillas, por lo que se recomienda usar plantillas.

5. Fractura por estrés

Una fractura por estrés ocurre cuando los músculos ya no son capaces de absorber el impacto de la actividad física, y un hueso absorbe la presión, dando como resultado una fractura. Las causa más común es el aumento demasiado rápido de la intensidad del entrenamiento.

6. Fascitis plantar

La fascia plantar es un ligamento que conecta el talón con la parte anterior del pie, apoyando el arco, y que puede inflamarse por estrés y tensión en los pies como consecuencia de la obesidad, calzado inapropiado, o actividad física fuera de lo común o muy exigente. Causa un dolor en el talón que a menudo se siente al levantarse de la cama o después de estar activo.

7. Esguince de tobillo

Un esguince de tobillo ocurre cuando los ligamentos que sostienen la articulación se sobre estiran. Esto pueden ocurrir cuando se practican deportes o se realizan actividades cotidianas. Caminar mal sobre una superficie desigual o pisar de una manera que tuerza el pie puede provocarlo.

8. Codo de tenista

Es una lesión por uso excesivo del codo que puede estar asociada con la práctica de deportes de raqueta. Implica la inflamación de los tendones en la parte exterior del codo causada por pequeños desgarros, causa dolor y puede estar asociado con una disminución de la fuerza.

9. Contusión

Es una lesión cerebral que ocurre cuando el cerebro experimenta aceleración rápida dentro del cráneo causada por un golpe directo.  Los síntomas incluyen: dolor de cabeza, pérdida de la conciencia, pérdida de memoria, somnolencia, náuseas, vómitos y más. Se necesita un examen neurológico exhaustivo después de una contusión para determinar el alcance de la lesión.

Todos estos tipos de lesiones deportivas, en su estado leve, se tratan con antiinflamatorios, analgésicos, reposo, calor o frío local, elevación y compresión. Los estados más graves requieren rehabilitación y cirugía.