Información de Salud

Lesiones y enfermedades

ir a Lesiones y enfermedades ir sección

Subespecialidades > Terapia Kinésica en Piscina >

Terapia Kinésica en Piscina

Si hay un paso intermedio y entretenido dentro de la rehabilitación de pacientes con problemas de rodilla, post operados de ligamento cruzado anterior, fracturas, astroplastías de rodilla y cadera, cirugías de columna  y meniscos, entre otras patologías, es la Terapia Kinésica en Piscina, que se desarrolla con éxito en Centro Médico MEDS Av. Las Condes, a cargo de un equipo de kinesiólogos que encabeza Daniela Casado.

Esta terapia, con permanente interacción entre el terapeuta y el paciente, consta de una serie de técnicas de rehabilitación que en su  mayoría duran 45 minutos y que ha ganado cada vez  más aceptación dentro de la medicina en cuanto a acortar los períodos de recuperación y que estos sean con menos dolor.



”Con el trabajo en piscina hay un menor impacto articular, es mucho más fácil moverse porque es un medio sin gravedad, existe una relajación muscular donde puedes recuperar los rangos articulares mucho más rápidos y  es preferido por deportista que tienen lesiones de mayor magnitud, donde no pueden tener un apoyo total de su pierna. Además de ser un trabajo muy lúdico y entretenido, está comprobado médicamente que es muy efectivo”, sostiene la kinesióloga Daniela Casado.

Esta terapia, a juicio de la especialista, no reemplaza a los otros  trabajos kinésicos,. “Es más bien un trabajo adjunto con el que se desarrolla en gimnasio. La diferencia se basa en los  procesos de recuperación, que son más cortos y se logra pasar en forma más rápida a los ejercicios en gimnasio y de ahí a la actividad normal del paciente”, precisa Daniela Casado.

Esta terapia no puede ser realizada por pacientes que  aún mantengan heridas abiertas, infecciones, algún problema dérmico o alguna fractura que no esté estable.

La Terapia Kinésica en Piscina es relativamente nueva en Chile,  a diferencia de lo que ocurre en  Europa, Estados Unidos y Brasil, que se utiliza hace más de cinco décadas, pero que hoy es desarrollada con éxito en Centro Médico MEDS.



Técnicas de Rehabilitación:


Dentro de la terapia kinésica en piscina existen una serie de técnicas que se realizan a nivel mundial y que son aplicadas en este centro de medicina integral:

Watsu: Terapia que se usa como medida terapéutica, sobretodo en la fibromialgia, que tiene un amplio componente de somatización psicológico. “Tener el cuerpo sumergido en el agua, permite aprovechar el estado de ingravidez para liberar los músculos y articulaciones. Así como el contacto con el agua genera una libertad de movimientos que hace que esta técnica sea una de las más relajantes que existe. La persona realiza en el agua movimientos ondulatorios, de elongación y de rotaciones, con énfasis en columna. Este trabajo, acompañado de masaje, permite una relajación total del paciente y está especialmente indicado para personas que creen sentirse más mal de lo que físicamente están. Esto ocurre en pacientes que han tenido ciertas patologías y que han arrastrado algo de depresión”, sostiene la kinesióloga Daniela Casado. 



Bad Ragaz: En esta técnica se utilizan cojines en el agua para la estabilización de la columna, aunque también es muy efectiva en trabajos de extremidades. Acá se trabaja con el paciente en posición supina (de espalda) con flotadores, y donde todos los movimientos nacen del tronco. “Hacemos ejercicios de fortalecimiento abdominal, de musculatura en general para  después pasar a las extremidades. Es una terapia enfocada a la estabilización de columna y el fortalecimiento”, explica Daniela Casado.

Halliwick: Es un método de  terapia que se usa en pacientes neurológicos y pediátricos. Es todo un proceso que se realiza con la persona desde que ingresa al agua y se adecua al ambiente, pasando por ejercicios de control motor para pasar a los distintos decubitos y luego realizar ejercicios en planos combinados. “Una vez que el paciente logra un control del cuerpo, puede comenzar a realizar los movimientos más funcionales fuera del agua.  Se organiza a partir de la relación uno a uno (terapeuta - paciente) donde el correcto manejo del paciente le permite experimentar el movimiento y sentir el equilibrio de su cuerpo en un entorno diferente, como es el agua, explica la especialista de MEDS.

 

 

Equipo Profesional Sub Especialidad Terapia Kinésica en Piscina

Mostrar barra de usuario