Actualidad y Medicina > Tips y Consejos > La actividad física mejora el rendimiento escolar

La actividad física mejora el rendimiento escolar.

Mientras el sedentarismo es un factor de riesgo para el desarrollo de numerosas enfermedades crónicas, diversos estudios demuestran que existe una estrecha relación entre la actividad física y el rendimiento escolar de los alumnos.

 

Cuando se practica actividad física, sobre todo en familia y mientras los hijos están en etapa escolar, ayuda a los más pequeños a desarrollar la disciplina, mejora los índices de tolerancia a la frustración y también ayuda a que los niños desplieguen el sentido de la cooperación. Es así, entonces, que los más adolescentes serán capaces de aplicar éstas actitudes que se manifiestan durante algún deporte y en sus ambientes educacionales, ya sea en el hogar o en el colegio.

Además, cuando los padres motivan a sus hijos a realizar actividades físicas en conjunto, no solo les enseñan a adquirir hábitos deportivos, sino que también beneficia la comunicación entre las partes y se generan vínculos más fuertes entre ellos, al cultivarse la confianza, un elemento fundamental para mantener cualquier lazo familiar.

Es cierto, y está más que comprobado, que llevar una vida ligada a la actividad física no solo mejora y mantiene un buen estado de salud, sino que, además, beneficia todo el lado psicológico de la persona, mejorando la capacidad de pensar con mayor claridad, y de paso, disminuyendo el estrés de algunos niños en la etapa escolar.

Otros Beneficios del Ejercicio

La actividad física puede evitar o retardar la presencia de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, osteoporosis, cáncer de colon y otras complicaciones asociadas al sobrepeso y la obesidad.
Sin embargo, los beneficios de la actividad física van más allá de la prevención de enfermedades. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el ejercicio también mejora el ánimo, estimula la agilidad mental, alivia la depresión y facilita el tratamiento del estrés. Asimismo, a largo plazo, eleva el nivel de autoestima y aumenta la integración e interacción social.

Y es que la realización de ejercicio en forma regular provoca los siguientes fenómenos en el organismo:

Nivel cardiovascular: refuerza las paredes del corazón y aumenta su masa muscular. Evita la acumulación de colesterol en las paredes de las arterias, aumenta su elasticidad y mejora la circulación.

Nivel metabólico: aumenta el HDL (colestero bueno) y disminuye el LDL (colesterol malo), mantiene adecuadamente los niveles de glucosa y mejora la actividad desintoxicadora.

Nivel óseo: produce mejoras en la composición ósea, aumentando la retención de minerales. Estructuralmente, mejora la masa ósea y fortalece los elementos constitutivos de la articulación (cartílago, ligamentos, etc.).

Nivel muscular: aumenta la cantidad de las proteínas en el músculo, fortaleciendo estructuralmente las fibras musculares y tendones. Funcionalmente, hay mayor fuerza y resistencia, más elasticidad y mejora de la coordinación motriz.

Nivel respiratorio: aumenta la fuerza, resistencia y elasticidad en los músculos y órganos que intervienen en la respiración.

Nivel psicosocial: mejora el bienestar general de las personas. Ayuda a descargar tensiones y a mejorar el nivel de autoestima.

Consejos para realizar ejercicio

Ser constante.

Dedicarle a lo menos treinta minutos diarios.

Su intensidad debe considerar aumentos graduales.

Utilizar ropa cómoda.

Hidratarse constantemente.

Algunos beneficios de la actividad física

Mejora los niveles de azúcar, colesterol y triglicéridos.

Mejora el equilibrio y evita atrofia muscular.

Otorga una sensación de bienestar.

Regula el peso corporal.

Mejora el manejo del estrés.

Fomenta la interacción social.

Mayor concentración y capacidad de atención durante las tareas escolares o laborales.

Calificación:
4.7 / 5  (7 votes)

Comentarios: