Actualidad y Medicina > Tips y Consejos > ¿Cuándo iniciar a los niños en el deporte?

¿Cuándo iniciar a los niños en el deporte?.

La actividad física ayuda al desarrollo físico y mental de los niños, pero no da lo mismo una u otra disciplina, ni el momento en que comience el aprendizaje. Lee artículo preparado por El Mercurio con profesionales de Clínica MEDS.

Mucho se ha hablado y escrito respecto del mejor momento para que los niños inicien una actividad deportiva. Y si bien no hay acuerdo respecto de un momento exacto e ideal, sí hay una serie de indicadores que hay que tener en cuenta para tomar esa decisión.

 

"Dependerá de la capacidad motriz y de coordinación que tengan. Para ellos, realizar ejercicio significa jugar y estar físicamente activos. Lo hacen, por ejemplo, en los recreos, corriendo con sus compañeros, saltando la cuerda o paseando en bicicleta", explica la profesora de educación física Magdalena Jansana, de gimnasios MEDS.

"El deporte les ayuda a desarrollarse física y mentalmente, a estar saludables y a relacionarse en forma sana con sus pares. Es muy importante tener en cuenta los gustos e intereses de los niños a la hora de elegir una disciplina. En líneas generales, hasta los 7 años y en cualquier deporte, lo que tiene que hacer es solo jugar, evitar las competencias hasta que cumpla unos 12. Aunque hay algunos en que se parte antes, en general la especialización a temprana edad no es buena", agrega.

Paso a paso

Igual como ocurre con otros aspectos del desarrollo, el aprendizaje deportivo debe cumplir ciertas etapas fundamentales. Claudio Oyarzo, kinesiólogo y doctor en Medicina Deportiva de Clínica MEDS, señala que "el niño debiera aprender los gestos deportivos antes de los 12 años, para que el aprendizaje resulte más fácil y perdure en el tiempo, ya que el sistema nervioso central termina de madurar en sus aspectos generales a esa edad. Pero esos gestos deben ir necesariamente acompañados por gran variedad de acciones motoras, que enriquezcan el deporte".

 

"Si practican un deporte individual, es recomendable complementarlo con una disciplina colectiva. Y así como se debe evitar el sedentarismo, también hay que cuidarse de no caer en la carga excesiva. Además, se debe realizar un seguimiento médico de los menores", añade.

"En general, los niños realizan deporte por el placer que les brinda, tanto la práctica misma como la oportunidad de hacer amigos mediante una actividad entretenida. El problema se genera cuando el deporte cambia su razón de ser, convirtiéndose en algo fuertemente competitivo, que solo busca ganar. Eso suele llevar a un significativo aumento de las horas de entrenamiento, importantes inversiones económicas de las familias y sobreexigencia de rendimiento para el niño", advierte el psicólogo deportivo de Clínica MEDS Enrique Aguayo.

 

"El deporte es salud física, social y psicológica. Pero si está mal guiado, es fuente de importantes problemas en esos ámbitos. Si queremos niños sanos, que se mantengan en el deporte, ojalá por siempre, debemos velar por que los menores encuentren en él una fuente de placer, de desarrollo y un medio de aprendizaje entretenido, en el que no solo se les enseña a jugar cada vez mejor, sino también a trabajar para superarse y a respetar tanto las normas como a las personas", concluye.

Cómo elegir el Deporte

 

ATLETISMO: Base de todas las otras disciplinas junto con la gimnasia artística. Debiera estar siempre presente en el área formativa de cualquier deporte ya que lograr la técnica correcta de carrera es fundamental en el mejor rendimiento en otras disciplinas y evitará muchas lesiones. El riesgo está en querer acelerar las adaptaciones cardiovasculares, neuromusculares y metabólicas por lograr altos rendimientos en los niños y adolescentes.

TENIS: Excelente deporte por lo lúdico y desafiante en lo técnico. Muy apropiado para el desarrollo de diferentes cualidades físicas como la velocidad, fuerza, coordinación, cualidades cognitivas como la capacidad de resolver problemas en escaso tiempo y sicológicas como la capacidad de controlar la ansiedad y superar la frustración. El problema es la asimetría sobre el sistema musculoesquelético por lo que debiera evitarse como deporte único antes de los 12 años.

 

El problema del tenis es cuando se proyecta al alto rendimiento ya que exige un enorme volumen de entrenamiento altamente nocivo antes de los 14 años, que si no se administra de manera correcta y si no se trabaja de manera muy controlada, las posibilidades de importantes lesiones, frustración y abandono prematuro de la actividad, son muchas veces un costo muy elevado para adolescentes menores de 16 años.

 

 
 
Fútbol: Excelente deporte por lo lúdico, desafiante en lo técnico y altamente sociabilizante.
Muy apropiado para el desarrollo de diferentes cualidades físicas como velocidad, resistencia, fuerza, coordinación, cualidades cognitivas como la capacidad de resolver problemas en escaso tiempo, sicológicas como la capacidad de integrar un equipo y tolerar la frustración.

 

Básquetbol: El basquetbol es un deporte muy aconsejado, se puede iniciar desde los 7 a 8 años como juego. Es un deporte colectivo que permite a los niños socializar con sus pares, trabajar en equipo. Además, es una disciplina de alta intensidad.

Gimnasia, ya sea rítmica o artística, se inicia a temprana edad, antes de los 7 años en algunos casos. Éste deporte requiere de muchas horas de entrenamiento y disciplina.

Voleibol: Este otro deporte colectivo de fácil práctica, no requieren de mucha infraestructura, se trabaja en equipo en torno a un balón que no debe caer al suelo, lo que hace que los niños compartan responsabilidades, tomen decisiones y realicen ejercicio.

Por Silvana González Mesina, Deporte Mujer (El Mercurio)

Calificación:
5.0 / 5  (5 votes)

Comentarios: