Búsqueda de Lesiones y Enfermedades

Lesiones y Enfermedades > Artículo: Disyunción Acromioclavicular >

Lesiones y Enfermedades

Disyunción Acromioclavicular

Esta patología es una luxación que se produce en la articulación acromioclavicular y tiene causas directas e indirectas.

Autores: Monckeberg D, Juan Eduardo
Especialidades: Traumatología y Ortopedia
Sub especialidades: Hombro

Centro Médico MEDS
Causas I Síntomas I Tratamiento I Prevención

Definición

Es una luxación que se produce en la articulación acromioclavicular, que está formada por el borde lateral de la clavícula y el acromio, que es parte del hueso de la escápula.

¿Por qué se produce?

Se produce por mecanismos directos e indirectos. Lo más frecuente es el directo, como caídas sobre el hombro o golpes que producen una compresión axial y la luxación propiamente tal. Por su parte, los indirectos son golpes más infrecuentes, como por ejemplo los accidentes de tránsito.

Deportes en que más se produce

Los deportes que son más propensos a producir esta lesión son los de contacto o aquellos que requieren ciertas habilidades específicas, como el fútbol y los porteros, quienes reciben constantemente golpes directos sobre el hombro. También en el rugby se da con cierta frecuencia.

Síntomas

Lo má frecuente es un dolor importante en esa zona, aumento de volumen y una deformidad evidente, donde se ve un levantamiento de la articulación acromioclavicular y con cierta frecuencia el mismo paciente lo nota, sobre todo con el aumento de volumen.

En general, es una articulación que luxada y cuando pasa el período agudo, es bien tolerada. Hay ciertos deportes en que es imprescindible mantener el hombro inmovilizado, pero hay otros niveles de actividades que hacen que no sea imprescindible.

Diagnóstico

Lo primero es el diagnóstico clínico, el que da el antecedente de la generación de la lesión. También está la parte de la exploración física, donde se ve que el paciente tiene dolor al nivel de esa articulación y se comprueba la deformidad o aumento de volumen. Además, los seres humanos tenemos una característica llamada, por los libros de medicina, "el signo de la tecla", que en el fondo se aprieta la clavícula y esta se mueve, demostrando que tiene una movilidad anormal.

Por otra parte, para hacer el diagnóstico confirmatorio, se toman radiografías en las que se proyecta la clavícula en 15 o 20 grados para comprobar si hay disyunción, qué nivel tiene y en el fondo definir con eso el tratamiento.

En todo caso, el diagnóstico va a depender del grado de luxación que haya, ya que ésta es una patología que tiene diversos grados según la severidad del accidente.

Tratamiento

Hay diversos tipos de tratamientos para esta patología. Todo va a depender del grado de severidad y de compromiso. Hay unos ligamentos que son los fundamentales que estabilizan esta articulación que son el conoide y el trapezoide, entonces en función de si están dañados o no, existe una clasificación en la que en las menos severas, que son las de tipo 1 y 2, el tratamiento es conservador con inmovilización por tres semanas y luego, cuando empiezan a cicatrizar los ligamentos, se comienza a generar movilidad y el tratamiento no debiese durar más allá de cuatro a seis semanas.

En cambio, en las luxaciones acromioclaviculares de grado 4, 5 y 6, que son más graves, con esguinces grado 3 de los ligamentos conoide y trapezoide, el tratamiento es quirúrgico.

Por otra parte, con las tipo 3 aún hay discusiones y es motivo de congresos para concordar qué se hace con éstas, ya que en el fondo hay un levantamiento de la clavícula, pero no alcanza a generar una rotura completa de los ligamentos, entonces no existe un consenso absoluto sobre qué hacer. En algunos casos se opera, cuando hay un daño severo, y en otros sólo se inmoviliza.

La cirugía

Hay demasiadas técnicas quirúrgicas para esta lesión, no hay una gran técnica como puede existir para ligamentos cruzados, donde hay más o menos estandarizados dos tipos de cirugías. Acá hay muchas y en el tiempo se han ido probando varias porque en el fondo los resultados de éstas no son como uno quisiera. Hay quienes utilizan tornillos, otros unos sistemas de endo botox, que son unas amarras, hay otros que suturan los ligamentos o usan injertos y todas tienen resultados dispares.

Recuperación

Independiente del tratamiento que se determine, el paciente va a estar libre de molestias y listo para volver a su actividad física entre las cuatro y seis semanas. Lo primero que se presenta siempre es mucho dolor, se opere o no, un dolor que perdura entre dos y tres semanas.  Después de eso el paciente ya empieza a mejorar. La base del tratamiento kinésico está en lograr recuperar la movilidad completa del hombre y alcanzar una estabilización muscular completa.

Prevención

Es difícil prevenir esta lesión, porque como son golpes directos no hay cómo evitar que ocurran. El tema no es fácil, porque por más que la persona tenga fortalecida la musculatura y bien estabilizado todo en la zona del hombro, si tiene una caída sobre éste, puede generar una disyunción acromioclavicular y no hay cómo controlarlo.

Esta información es de carácter general e informativa y en ningún caso se puede entender como un consejo sobre tratamiento específico alguno, ninguno de estas indicaciones puede usarse sin previa indicación médica. Consulte siempre a su médico.
Este documento fue revisado en: 10-08-2011
Categorías: Hombro
Mostrar barra de usuario