Búsqueda de Lesiones y Enfermedades

Lesiones y Enfermedades > Artículo: Dedos en gatillo o en resorte >

Lesiones y Enfermedades

Dedos en gatillo o en resorte

Aunque su nombre no es muy común, el dedo en gatillo o en resorte es una de las afecciones más comunes de la mano. El paciente nota que el dedo se bloquea, con incapacidad para abrirlo o cerrarlo.

Autores: Greene Díaz, Cristóbal
Especialidades: Traumatología y Ortopedia
Sub especialidades: Mano

Centro Médico MEDS

Causas I Síntomas I Tratamiento

Definición

El dedo en gatillo se produce por una alteración en la relación que tienen los tendones flexores de los dedos y el pulgar con las poleas (estructura como un túnel por donde pasa el tendón), produciendo una dificultad en el deslizamiento normal del tendón.

¿Por qué se produce?

Es una lesión que ocurre más frecuentemente en las mujeres (dos a seis veces más que en hombres) y su incidencia alcanza su máximo entre los 55 y 60 años de edad. La presencia de esta lesión se ve más en la mano dominante, siendo el más afectado el dedo pulgar, seguido por el anular, medio, meñique y el índice.

Esta patología se produce de manera más frecuente en pacientes con Artritis Reumatoidea, hipotiroidismo, diabetes mellitus y otras patologías de menor incidencia.

Síntomas

Se presentan molestias, inicialmente, en la palma y en la mano durante los movimientos de los dedos. Gradualmente éstas van aumentando presentándose dolor y la sensación de que el dedo se traba, asociado a un chasquido y aumento de las molestias al lograr la extensión del dedo luego de su manipulación.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en los hallazgos en la historia clínica y a través de un examen físico. Además, se realizan pruebas de imágenes complementarias que pueden aportar información como la ecografía de partes blandas, que puede mostrar la inflamación del tendón o cambios en su estructura como en la polea.

En casos seleccionados, si se sospecha otra patología asociada, se realizarán las pruebas de laboratorio correspondientes y la evaluación por parte de un médico internista o reumatólogo.

Tratamiento

La gran mayoría de los pacientes resuelve sus molestias con manejo médico y/o el uso de corticoides inyectables. El tratamiento inicial puede ser dado con analgésicos y antiinflamatorios asociados con un período de inmovilización breve.

Si las molestias persisten se realiza una infiltración con corticoides en relación a la polea A1. Ésto se puede realizar  en una sala de procedimientos del lugar de atención y no causa grandes molestias. En un 90% de los pacientes que se manejan con este método, se obtienen buenos resultados.

¿Requiere cirugía?

En aquellos pacientes donde el tratamiento médico falla o se encuentran con un dedo bloqueado fijo, el tratamiento a seguir es la intervención quirúrgica. Ésta consiste en abrir la polea A1, lo que se realiza mediante una incisión en la palma de la mano. En general se utiliza anestesia de tipo regional endovenosa, que adormece sólo la extremidad superior afectada, de acuerdo a la evaluación del anestesista.

La cirugía puede ser ambulatoria en la mayoría de los casos y tiene una duración de 60 minutos. El paciente se va de  alta con analgésicos vía oral y un vendaje en su mano.

Se deben realizar ejercicios de movilidad de los dedos desde el primer día que ha sido dado de alta. A los 10 a 15 días se realiza el retiro de los puntos y ya se puede mojar la mano. De acuerdo a la evaluación del médico tratante se indicará la kinesiterapia a seguir.

Esta información es de carácter general e informativa y en ningún caso se puede entender como un consejo sobre tratamiento específico alguno, ninguno de estas indicaciones puede usarse sin previa indicación médica. Consulte siempre a su médico.
Este documento fue revisado en: 07-10-2011
Categorías: Mano
Etiquetas: mano
Mostrar barra de usuario